La corredera ideal para huecos grandes. El suave y silencioso recorrido de las puertas correderas-elevadoras es una característica especial de este sistema, que admite hojas de hasta 3 metros sin desatender la hermeticidad.

Con las puertas correderas-elevadoras se pueden construir cerramientos de grandes dimensiones, llegando hasta los 250 kg. por hoja (aprox. 3 metros). Diferentes variantes constructivas de hojas fijas y correderas, ofrecen las mejores condiciones para una arquitectura luminosa.

Los herrajes garantizan un funcionamiento seguro y una utilización sencilla. El suave y silencioso recorrido de las puertas correderas-elevadoras es una característica especial de este sistema.

Al accionar la manilla, se activa un sistema de elevación que levanta la hoja del carril; al elevarse la hoja, el peso queda suspendido y soportado únicamente por el herraje, permitiendo una manipulación suave y ligera de apertura. En posición de cerrado, la hoja permanece hermética.